Los animales lo dan todo sin pedir nada a cambio

Llevo montando 25 años y he impartido clases en distintos niveles. Adoro los animales y colaboro habitualmente con la asociación “La Voz animal” en la que hay más de 50 animales que han sido abandonados y lo han pasado francamente mal. Ahora cuentan con muchas atenciones y cuidados, son muy agradecidos y están deseando que les hagan caso.

La mejor manera que se me ocurre para aportar mi granito de arena y poder ayudar a los animales, es compartir mi pasión como profesora con niños y adultos y así poder ayudarnos todos: los animales, los niños y yo, que disfruto día a día de mi gran pasión.Golfo